Dislexia y otros trastornos de expresión oral y escrita.

La dislexia es un trastorno que se caracteriza por la dificultad o el bajo rendimiento en la velocidad, precisión, expresión o comprensión de la lectura y escritura, que están por debajo de lo esperado por edad, coeficiente intelectual (CI) y curso del niño o niña. Los niños que padecen dislexia tienen grandes dificultades para tomar conciencia y descodificación fonológica, velocidad adecuada en el habla y en la lectura, codificación ortográfica, memoria de audición a corto plazo y habilidades del lenguaje y la comprensión. Existen tres subtipos de dislexia: la dislexia oral, la dislexia visual y la dislexia atencional, pero en la mayoría de los casos el niño presenta dificultades en las tres áreas.


Algunos de los síntomas más comunes de la dislexia son:

  1. Retraso en el lenguaje
  2. Escritura revertida (de espejo)
  3. De fácil distracción por ruidos de fondo (en parte se explica por la alta correlación entre la dislexia y el TDAH)
  4. Dificultades identificando o generando ritmos de palabras o contando sílabas en palabras (conciencia fonológica)
  5. Dificultad segmentando palabras en sonidos individuales.
  6. Deletreo pobre (disortografía o disgrafía)
  7. Tendencia a omitir o añadir letras o palabras cuando escriben y leen.


Aunque cada trastorno (TDAH) y dislexia se diagnostica en el 5% de los niños, entre el 25 y el 40% de los diagnosticados de uno de ellos cumplen criterios diagnósticos para el otro.

Cuando los síntomas persisten durante la adolescencia y la edad adulta suelen tener problemas
cuando hacen resúmenes, esquemas, memorizando información, leyendo en voz alta y aprendiendo
una lengua extranjera.

Los adultos disléxicos pueden leer con una buena comprensión, aunque tienden a hacerlo más lentamente que los no disléxicos y deletreen peor, además de leer palabras que no existen (síntoma claro de una baja conciencia fonológica).

Una creencia equivocada sobre la dislexia es que los disléxicos escriben las palabras a la inversa
o mueven palabras mientras escriben. Eso solamente sucede en algunos casos. Las personas con
dislexia se identifican mejor porque muestran una imprecisión de lectura, baja fluidez y términos
de escritura que están por debajo de su nivel de inteligencia.